ABUELOS

“Nadie puede hacer por los niños lo que hacen los abuelos: Salpican una especie de polvo de estrellas sobre sus vidas”

Alex Haley (1921-1992)

“Convertirse en abuela es maravilloso. En un momento eres madre, luego sabia y de pronto prehistórica”

Pam Brown

Todos sabemos que las personas mayores son el principal grupo de riesgo del COVID-19: los datos muestran que la mortalidad se ha concentrado más a partir de los 60 años de edad. Muchos de estos mayores son abuelos y abuelas que, como consecuencia del confinamiento, han sido separados de sus hijos y nietos, teniendo que afrontar esta compleja situación desde la soledad. La mayoría de ellos no manejan las plataformas digitales que al resto de la sociedad nos sirven para sentirnos acompañados.

Por lo general, convertirse en abuelos es una experiencia muy enriquecedora, que requiere un cambio en la propia identidad y en la definición de uno mismo. El vínculo que se crea entre los abuelos y los nietos es muy especial, basado en un amor incondicional que conlleva enormes beneficios para ambos.

Los abuelos no solo cuidan a sus nietos, sino que en muchas ocasiones asumen el rol de educadores, jugando un papel muy importante en su desarrollo social y emocional, son trasmisores de valores familiares, y pueden ser un modelo de envejecimiento para sus nietos.

Los abuelos trasmiten las experiencias y conocimientos que han adquirido a lo largo de toda la vida, son quienes mejor nos pueden trasmitir la historia y las tradiciones familiares, ayudan a los nietos a relacionar el presente y el pasado, lo que les proporciona un sentimiento de tener raíces, ayudándoles en la construcción de su identidad.

Los abuelos son un modelo de envejecimiento, amortiguadores en momentos de crisis, que en ocasiones ejercen de árbitros entre hijos y padres, disminuyendo las tensiones y ayudándoles a entenderse, sobre todo cuando los nietos son adolescentes.

Lucharon por conseguir todo lo que tenemos, nos lo dieron todo sin pedir nada a cambio, por lo que es muy importante que, en esta situación tan difícil, nos hagamos presentes, que se sientan acompañados y queridos, que sientan que estamos cerca, y trasmitirles que todo va a salir bien. Es nuestra obligación apoyarles, ayudarles, aunque no nos lo pidan; en definitiva, es nuestra obligación devolverles todo lo que nos han dado, y ayudarles a generar esperanza para que cuando salgamos de esta situación se sientan inmensamente queridos.

Contacta con nosotros
EMAIL
proyectogaudete@comillas.edu
Dirección
C/ Alberto Aguilera 23,
Madrid, España
@PGaudete
Contacto
NOMBRE
EMAIL
TEMA
MENSAJE