DESPEDIDAS

Durante estos días somos muchos los que hemos perdido a personas queridas. Si esto siempre es difícil, la situación especial que estamos viviendo nos impide haber podido estar con esa persona en sus últimos momentos, haberla podido velar, haber podido al menos recibir el abrazo cálido de los familiares y amigos que nos hubieran acompañado físicamente en otras circunstancias.

Nos gustaría dirigirnos a cada uno de vosotros para que sepáis que os tenemos muy presentes, no estáis solos, y ofreceros algunas pistas que puedan facilitar otras maneras de despedirnos con cariño de las personas queridas, iniciando así el camino del duelo.

Necesitamos despedirnos de las personas que nos han dejado. Esto nos ayuda a ir asumiendo la realidad de su ausencia, y a iniciar la reconstrucción de nuestra vida sin esa persona presente, pero encontrando un lugar para ella en nuestra vida. Normalmente nos apoyamos en distintos rituales tradicionales que facilitan este proceso de aceptación; en la situación que estamos viviendo, podemos seguir realizando y compartiendo rituales, pero van a tener que ser más particulares y creativos, si no queremos demorar la despedida hasta dentro de un tiempo prolongado.

Y aunque estemos separados físicamente, podemos compartir con nuestras familias y amigos nuestro duelo de distintas maneras. Y muy importante: incluyamos en las despedidas a todos los afectados, niños, enfermos o mayores, adaptando las conversaciones a su nivel de comprensión y situación personal. Si un niño es lo bastante mayor para preguntar por una pérdida, lo es también para merecer respuestas adecuadas, y sentirse parte del grupo familiar.

¿Cómo podemos despedirnos en la distancia? Algunas sugerencias para elaborar nuestros propios rituales:

  • Cartas a la persona fallecida: seguramente nos hemos quedado con cosas que expresar a esa persona, con sentimientos encontrados no dichos, con asuntos pendientes de aclarar. Podemos escribir una (o varias) cartas a la persona querida, expresándole lo que sentimos, lo que nos quedó por decirle, lo que nos dolió, enfadó, o lo que la quisimos y no le dijimos suficientes veces. Podemos explicarle el hueco que deja en nuestra vida, pero también lo que hemos aprendido de ella, lo que queda en nosotros de su forma de ser, y cómo ha cambiado nuestra forma de ver las cosas y la vida tras su paso por la nuestra. Puede ayudar sentirnos agradecidos por haber compartido ese tiempo (sea largo o corto) con esa persona porque ha dejado una huella importante en nosotros: el tiempo no es la medida del cariño ni del impacto de esa persona en nuestras vidas. Reconocer ese legado da continuidad a esa persona en nuestra vida, nos consuela y da otro sentido a nuestra vida.
  • Escribir sobre las situaciones que nos están afectando nos ayuda a distanciarnos de los problemas y a empezar a elaborarlos. Podemos escribir para nosotros mismos, un diario o unas notas, sobre los asuntos que nos están afectando, los sentimientos que nos despiertan, las dificultades que vivimos y los apoyos que podemos ir encontrando en este recorrido.
  • Escribir mensajes dirigidos a la persona que se ha ido: recuerdos bonitos, sentimientos de agradecimiento, disculpas, etc. Se pueden escribir en un papel o en una cinta de tela y colgarlas juntas…
  • Dibujos: no sólo a los niños puede ayudarles hacer un dibujo para la persona que no está, con sus mensajes dirigidos a ella; también a los adultos puede ayudarnos dibujar expresando lo que quizá a las palabras les cuesta…
  • Crea una caja de recuerdos para guardar fotos, cartas, o cualquier recuerdo de la persona querida. Puedes incluir en ella los mensajes escritos o los dibujos dirigidos a ella. Esto puede hacerse incluyendo a los niños, o a otros miembros de la familia con quienes convivas.
  • Organiza encuentros virtuales con tus familiares o amigos: estamos confinados, pero no aislados. Contactar con nuestros principales apoyos en este momento, via Skype, Zoom, Teams, etc. nos ayuda a compartir sentimientos, recuerdos, darnos apoyo mutuo, interesarnos por cómo lo viven los demás. Esto puede elaborarse aún más, si sentís la necesidad y estáis de acuerdo, organizando una ceremonia virtual, compartiendo textos, fotos, dibujos, música, etc. o, si sois creyentes, tal vez algún sacerdote pueda ayudaros a hacer una ceremonia en la distancia.
  • Libro de condolencias virtual: puedes publicar en tu red social o en tu muro algo que quieras compartir sobre la persona que ya no está. Al compartirlo, tus amigos o familiares tendrán la posibilidad de expresarte su sentimiento y apoyo, acompañándote con mensajes que puedas releer cuando lo necesites.

Más adelante te ofreceremos algunos consejos o pautas para transitar por el recorrido del duelo, pero si en estos momentos necesitas ayuda, recuerda que puedes contar con apoyo en los siguientes teléfonos:

  • El Ministerio de Sanidad y el Consejo General de Psicólogos ofrece el teléfono 91 700 79 89 para familiares de personas enfermas o fallecidas como consecuencia del coronavirus. 
    Funciona de 09.00 a 20.00 horas todos los días de la semana.
  • Cruz Roja te escucha: Se ha creado el servicio de atención “Cruz Roja te escucha”, para ofrecer apoyo y acompañamiento psicosocial a todas aquellas personas que, por sus circunstancias de enfermedad, soledad, edad avanzada, diversidad funcional o falta de vivienda, entre otras, se ven doblemente afectadas por esta crisis y por la situación de confinamiento que estamos viviendo. De manera muy especial este servicio está dirigido a familiares y amistades de personas muy graves o que ya han fallecido por la enfermedad causada por el COVID-19. El servicio está atendido por personal laboral y voluntario de Cruz Roja especialistas en apoyo y acompañamiento psicosocial en el primer nivel. Y hay un nivel más especializado al que se derivará a psicólogos especialistas de esta Organización. 
    El teléfono es el 900 107 917 y la llamada es anónima y gratuita. 
    El horario de atención al público comenzará siendo de lunes a viernes de 10,00 a 14,00 y de 16,00 a 20,00 horas.
Contacta con nosotros
EMAIL
proyectogaudete@comillas.edu
Dirección
C/ Alberto Aguilera 23,
Madrid, España
@PGaudete
Contacto
NOMBRE
EMAIL
TEMA
MENSAJE