TRABAJADORES EXPUESTOS

La vulnerabilidad, la consciencia de finitud y fragilidad, el sufrimiento, la incertidumbre, han sido procesos especialmente presentes en las últimas semanas. Hemos sentido que podemos enfermar y morir, que nuestros seres queridos pueden enfermar y morir, y algunos han enfermado y demasiados han fallecido. Hemos tratado de cuidarnos en todo ese proceso, a ratos con miedo, otros con dolor, y muchos buscando evadirnos, cogiendo aire en la distracción o desconexión.

Como consecuencia de atravesar por estos atípicos días, nos hemos sentido sociedad, unidos de formas nuevas, en nuestras diferencias. Y es que la consciencia de la muerte nos hace mejores personas, como subrayaba el psiquiatra chileno Claudio Naranjo. La muerte nos enseña a valorar lo que damos por sentado, porque nos lo revela frágil y transitorio. Y en muchas ocasiones nos duele perder lo que antes no valorábamos lo suficiente, al darlo por hecho.

En estas semanas hemos valorado y agradecido a muchos procesionales, en primer lugar, a los sanitarios, pero también otras profesiones, no siempre porque los perdíamos, sino porque han continuado ofreciendo sus servicios y han estado asumiendo riesgos por el bien de todos. Transportistas, conserjes, alimentación, limpieza, cuerpos y fuerzas de seguridad, profesionales de centros residenciales, centros penitenciarios y de internamiento, de servicios funerarios, bomberos, mensajeros y conductores. Estas profesiones han asumido un alta probabilidad de contagio del COVID-19, tal y como recogía el Ney York Times en marzo.

https://www.nytimes.com/interactive/2020/03/15/business/economy/coronavirus-worker-risk.html

Hemos aplaudido espontáneamente a sanitarios y también a panaderos, policías, trabajadores de supermercado. Sabemos que han hecho más de su deber, han actuado siguiendo una gran intuición cívica.

En este momento de desescalada, echamos la vista unos días atrás para valorar algunos impactos en el sentido comunitario que los procesos sociales, sanitarios y psicológicos han generado. Agradecer lo que antes dábamos por sentado nos hace mejores. Gracias de corazón. Esperamos cuidaros nosotros de vuelta.

Contacta con nosotros
EMAIL
proyectogaudete@comillas.edu
Dirección
C/ Alberto Aguilera 23,
Madrid, España
@PGaudete
Contacto
NOMBRE
EMAIL
TEMA
MENSAJE